• Dr. Cano

Tratamiento del trastorno bipolar


Esta es la enfermedad psiquiatrica con mayores recursos terapéuticos. Disponemos de fármacos que regulan la fase euforica, disponemos de medicamentos que solucionan la fase depresiva y tambien disponemos de tratamientos que controlan tanto la frecuencia como la intensidad de las recaidas.


Estabilizadores del humor: Litio, Valproato, Oxcarbazepina, Otros.

Fármacos para las fases maníacas: Neurolepticos: Haloperidol, Levomepromazina, Clotiapina, Risperidona, Olanzapina, Quetiapina, Arpiprazol, Sertindol, Paliperidona, Asenapina, Otros.

Antidepresivos en la fase depresiva del trastorno bipolar: Paroxetina, Sertralina, Venlafaxina, desvenlafaxina, Amitriptilina, Fluoxetina, Citalopram, Escitalopram, Otros.

Otros fármacos utilizados: Ansiolíticos, hipnoticos, etc.

El Litio tiene un efecto preventivo sobre las recaidas al impedir las oscilaciones patológicas del trastorno.

Apoyo psicológico:

Muchos pacientes se benefician del apoyo psicológico que les permite afrontar con entereza las dificultades que comporta la enfermedad, aprendiendo a reconocer los síntomas iniciales de una posible descompensación. El paciente bipolar debe de tener un estilo de vida sano, sin habitos toxicos, sin alcohol ni sustancias estimulantes. El ejercicio y la regulación del sueño son muy importantes. Evitar factores de estres y en la medida de lo posible evitar trabajos que conlleven cambios en los ritmos biológicos (sueño-vigilia). No realizar regimenes rigurosos ya que el hambre puede aumentar la irritabilidad y la ansiedad. En definitiva, tener regularidad en habitos, alimentación, ejercicio, y sueño.

Que debe saber la familia del paciente bipolar:

- Detectar lo más pronto posible los síntomes que indican descompensacion.

-Nivel de actividad: aumento brusco de actividad, euforia. O fase depresiva tras una fase euforica.

-irritabilidad: disforia, disputas, mayor intolerancia

-Productividad verbal: hablar más de la cuenta, más rápido, mayor volumen, cambios de tematica discursiva, interrupciones frecuentes, euforia.

-Sueño: Disminucion de sueño sin cansancio, en fase precos se detecta como sintoma fundamental. El sujeto duerme 3-5 horas.

-Aparición de nuevos proyectos e intereses: de forma repentina, poco razonada con elevada posibilidad de fracaso.

-Cambios del estado de ánimo: sobre todo en intensidad y no relacionados con la causa. (tanto para la depresión como en la manía)

La persona que padece una enfermedad bipolar es basicamente, la mayor parte del tiempo, una persona normal, por lo que en este sentido debe ser tratado. Ahiora bien, en las descompensaciones hay que apoyarlo, dirigirlo hacia su tratamiento que será diferente si presenta una fase euforica o una fase depresiva. Tener mucha paciencia ya que la enfermedad no es dominable por el paciente, no es intencionada.

Hospitalizaciones:

En algunas ocasiones resulta necesario hospitalizar al paciente en contra de su voluntad para evitar las consecuencia negativas que se podrian derivar de su estado ya sea por una fase euforica de tipo maníaca o por una fase depresiva inhibida con ideas de suicidio. Tambien es aconsejable el ingreso involuntario si el paciente se negara a tratarse o tomar su medicacion o por ideas delirantes psicóticas. la familia debe de tener claro que cuando ésta tramita un ingreso, no se esta actuando en contra del paciente, sino en contra de su enfermedad.


24 vistas

© 2020 Psiquiatra en Úbeda Dr. Cano