• Dr. Cano

Estrés

Actualizado: 12 de dic de 2018


Como se define el estrés

El estrés es un estado de gran tensión nerviosa originado en la persona por el exceso de trabajo, las aspiraciones no satisfechas, la ansiedad, etc. Suele manifestarse a través de una serie de reacciones que van desde la fatiga prolongada y el agotamiento hasta dolores de cabeza, gastritis, úlceras, etc., pudiendo ocasionar incluso trastornos psicológicos.

Estrés normal

El estrés normal es habitual padecerlo y no debería ser malo.Es imposible eliminarlo de nuestras vidas y suele ser furnte de aprendizaje, adaptacion y elemento que iene que ver con la madurez de la persona.

El estrés se considera respuesta psico-física de nuestro organismo ante circunstancias adversas o no deseadas.

El estrés causa la ansiedad, que en pequeñas cantidades es positivo y saludable porque nos mueve a hacer las cosas bien.

Estrés patológico

Cuando el estrés se transforma en una reacción prolongada e intensa pasa a configurar un problema para el sujeto ya que produce una desadaptación y comienza a crear problemas en el individuo como la ansiedad, agotamiento, tension intensa y otros sintomas de la esfera psicopatologica del sujeto.

Causas del estrés patológico

Las amenazas exteriores producen en nuestro cuerpo unos cambios estresantes. Así nuestra forma de reaccionar ante los problemas, las demandas y los peligros, viene determinada por una aptitud innata de lucha o huida, cuando los estímulos que nos llegan son interpretados como amenazantes.

Reacciones incompletas ante estímulos, no resueltas adecuadamente, por ejemplo:

En el trabajo:

  • Exceso o de trabajo.

  • Trabajo acelerado.

  • Tensión ante decisiones.

  • Fatiga, por esfuerzo físico importante.

  • Desplazamientos frecuentes.

  • Intensidad de trabajo.

  • Cambios en los habitos adptados del trabajo.

  • Inabordabilidad del trabajo.

  • Falta de participación en la toma de decisiones.

  • Falta de apoyo por parte de la dirección.

  • Adaptación a cambios tecnológicos.

  • Inseguridad en el trabajo.

  • Consciencia de que hemos llegado al límite.

En las relaciones sociales:

  • Relaciones insatisfactorias

  • Relaciones tensas obligadas.

  • Relación distante.

Situaciones normales de la vida:

  • hablar en publico,

  • hacer una declaración de amor...,

  • Realizar o tomar exámenes,

  • Estos estímulos pueden producir substancias bioquímicas o eléctricas que pueden producir estrés como; el frío - el calor - el ruido - el café - el tabaco.

Síntomas de estrés patológico

El estrés, sobre todo el patológico, suele presentarse con síntomas físicos evidentes:

  • Las pupilas se agrandan para mejorar la visión,

  • El oído se agudiza,

  • Los músculos se tensan para responder al desafío,

  • La sangre es bombeada al cerebro para aumentar la llegada de oxigeno a las células y favorecer los procesos mentales.

  • Las frecuencias cardiaca y respiratoria aumentan,

  • Y como la sangre se desvía preferentemente hacia la cabeza y el tronco, las extremidades y sobre todo las manos y los pies, se perciben fríos y sudorosos.

Efectos secundarios de situaciones de estrés crónico

El estrés crónico puede producir:

  • Aumento de susceptibilidad a los resfriados,

  • Aumenta el riesgo de los problemas cardiacos, presión arterial alta, diabetes, asma, ulceras, colitis y cáncer.

  • Aumentos del azúcar en la sangre.

  • Aumenta el colesterol, hay una liberación de ácidos grasos en la sangre.

  • Aumenta los niveles de corticoides.

  • Disminuye el riego sanguíneo periférico, disminuye el sistema digestivo,

  • Con frecuencia el estrés se asocia a trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión. Secundariamente produce una incapacidad para tomar decisiones, sensación de confusión, incapacidad para concentrarse, dificultad para dirigir la atención desorientación, olvidos frecuentes, bloqueos mentales.

Medidas preventivas para evitar el estrés patológico

  • Reconocerse a uno mismo. No se pida más de lo que pueda dar.

  • Localice el origen. La mayoría de las personas están más pendientes del estado del tiempo o el saldo de su cuenta corriente que de la tensión de su propio cuerpo. Pero no olviden que saber qué es el estrés, reconocerlo y, sobre todo, averiguar qué lo está desencadenando y cómo está afectando nuestro organismo, es el primer paso en su manejo y control.

  • Cuide su alimentación. Tabaco, café y alcohol lo potencian.

  • Haga ejercicio, le conviene.

  • Aprenda a contar lo que le pasa.

  • Practique el optimismo.

  • Aprenda a decir NO.

Medidas prácticas en la vida cotidiana

  • Ría más. El humor es una de las mejores formas de alejar el estrés y estimula la producción de una sustancia llamada catecolamina, a la que se le atribuye la liberación de endorfinas, las mismas hormonas reductoras del estrés que se liberan a través del ejercicio.

  • No sea perfeccionista. No deje que su anhelo de perfección y el temor al fracaso lo paralicen de ansiedad.

  • Controle su mal carácter. La gente que se disgusta en silencio corre aún mayor riesgo.

  • Baje el ritmo. Debe de haber tiempo para almorzar, recrearse y descansar. Estar tan pendiente de los minutos lo hará sentir más estresado.

  • No posponga. Cuando algo deba ser hecho, hágalo de inmediato.

  • Deje de sentirse culpable. La culpa es una de las emociones humanas más inútiles.

  • No guarde rencores.

  • Sea fiel a sus sueños.

  • Escoja sus batallas cuidadosamente. Preocúpese de las cosas que usted puede controlar, no de aquellas que escapan de sus manos.

  • No confunda trabajo con valor. Admiramos a la gente que anda apresurada, pues pensamos que esto los hace importantes y nos sentimos presionados a estar haciendo algo, de lo contrario "no somos nadie".

  • Aprenda a jugar,

  • Haga ejercicio

  • Comparta más tiempo con sus amigos

#estrés #ansiedad #nerviosismo

10 vistas

© 2020 Psiquiatra en Úbeda Dr. Cano